pequeñas cosas

Comodidad al conducir: Las pequeñas cosas

suspensión

Para finalizar con este conjunto de artículos vamos a ver esas pequeñas cosas que no miramos, pero que son muy importantes para que un coche pueda decirse que es cómodo.

Aislamiento acústico

El ruido tiene un gran efecto en la comodidad del vehículo. Un correcto aislamiento del ruido del viento y de la rodadura es una prioridad para ello. Este aislamiento también ayuda a disipar el sonido que producen el resto de coches. Para observar esto, puede hacer una prueba muy sencilla, circula a una velocidad constante con tapones en los oídos, comprobaras que el coche va más suave.

La ergonomía

Las pantallas táctiles no son una buena elección para lograr el objetivo que nos hemos marcado. El problema son los menús, submenús, etc.

Lo mismo ocurre con los mandos básicos, deben de estar colocados en los lugares que esperamos que estén.

Visibilidad

Si nuestro coche tiene pilares gruesos, luna trasera pequeña y puntos ciegos excesivos, ten la seguridad de que no te vas a sentir bien conduciendo. Por lo que, deberías de mirar un vehículo con grandes ventanas. Esto puede incrementar la temperatura interior del vehículo. Para evitar esto último los conveniente en elegir unos cristales atérmicos.

Filtros del aire

Otra cosa importante en la que no solemos reparar es en tener limpios los filtros de aire. Estos impiden que entren en nuestro coche el polvo, el polen y otros contaminantes. Cuando un filtro esta dañado, notaremos malos olores en nuestro vehículo.

Las pequeñas cosas

Siempre es agradable que nuestro coche tenga suficientes huecos para todos nuestros objetos, que la calefacción sea amónica, no tener los pies en Siberia y la cara en el Sahara. Que la radio tenga la potencia suficiente. Un reposapiés amplio, etc. Son esos detalles que hacen a tu vehículo distinto y cómodo.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/coche-comodo-caracteristicas/360710

motor

Comodidad al conducir: Motor, Dirección y Control

suspensión

En este nuevo capítulo de la comodidad al conducir, vamos a tratar varios temas relacionados entre sí.

El motor

La capacidad de captación de la potencia generada por el motor es uno de los elementos esenciales de una conducción cómoda.

No es lo mismo que cada vez que pisemos el acelerador nuestro vehículo plasme la respuesta que esperamos de él, que desesperarnos esperando a que nuestro coche coja el impulso que deseamos. Esto puede generar o no la sensación de bienestar a la hora de conducir.

Además, nuestro motor debería de estar perfectamente integrado con la transmisión.

Transmisión

Indiferentemente de qué caja de cambio tengamos, automática o manual, los engranajes del cambio han de ser suaves y muy precisos.

En el caso de las cajas manuales, una palanca de recorridos cortos y guiados, será mucho más cómoda que una en la que los cambios de marcha sean más largos y puedan carraspear. Dicho esto, siempre será más placentero un cambio automático que uno manual por el simple hecho de olvidarnos del maldito embrague.

Dirección

Otro rasgo de la comodidad al conducir es la dirección, aunque esté infravalorada. Si es rápida, sentiremos nuestro coche nervioso y si es lenta, tendremos que hacer un gran esfuerzo para guiar el vehículo. Cada vez más coches utilizan un sistema variable, en el que la dirección es suave en marchas cortas (por ciudad) y más rígida en marchas largas (por carretera). Aunque esto puede sonar como una solución perfecta, si no está bien calibrada, la conducción podría llegar ser una tortura.

Control

Todo lo que acabamos de describir termina en este último punto, el control. La respuesta paulatina del acelerador, el trato del coche a hora de trazar curvas, el cambio de marcha sin tirones y la sensación de que la dirección esta en perfecta armonía es lo que hace que tengamos la sensación de tener todo bajo control. Esto es lo que hará que disfrutemos de una conducción cómoda.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/coche-comodo-caracteristicas/360710

suspensión

Comodidad al conducir: Suspensión, estructura y neumáticos

suspensión

Otro de los aspectos importantes a la hora de la comodidad al conducir es: la suspensión.

Suspensión

Es un conjunto formado por los amortiguadores, muelles, bujes de suspensión y neumáticos. Como es lógico cuanto más suaves sean estos elementos, más cómoda será la conducción. Estos absorberán de manera más eficaz las irregularidades de la carretera.  Una suspensión suave puede desembocar en una mala respuesta a nuestras órdenes.

Cuanto más rígida sea la suspensión, más intensa será la respuesta, pero sentiremos más cualquier aspereza en el asfalto.

Esto puede dar la falsa impresión de que una suspensión suave es más cómoda, pero lo importante es que esté bien equilibrada. Aunque esto no sirve de nada si no se tiene un buen chasis.

Chasis

Una característica de un coche cómodo, es una estructura rígida. Si la estructura sobre la cual se monta la suspensión vibra o se balancea, esta también lo hará. Dicho lo cual, queda claro que, aunque puedas tener la mejor suspensión del mundo, sin un buen asentamiento no funcionará.

Batalla

Otro de los aspectos a tener en cuenta, es la batalla del vehículo. Dicho de otra manera, la distancia entre ejes. Cuanto mayor sea está, más ayudará a evitar el “cabeceo” en carreteras con muchas curvas, sobre todo en coches pequeños.

Neumáticos

La mayor parte de la comodidad de la conducción proviene de como absorban el movimiento las paredes laterales de los neumáticos.

Por este motivo habría que desechar los neumáticos tipo “run-flat”

Los neumáticos de perfil bajo son estéticamente muy bonitos, pero a no ser que necesites un paso por curva muy rápido, notarás más la carretera a la hora de pasar baches. Dicho lo cual, una goma con más perfil los absorberá mejor.

Por último, tenemos que tener claro que no es lo mismo elegir unos neumáticos para un monovolumen que para un deportivo. También dependerá del tipo de conducción que vayamos a realizar.

Fuente: https://noticias.coches.com/consejos/coche-comodo-caracteristicas/360710

asientos

Comodidad al conducir: Asientos

Posición-de-conducción

El otro día hablamos sobre la postura al conducir y señalamos que uno de los elementos importante eran los asientos. Hoy hablaremos de ellos.

Cada persona tiene un asiento perfecto, no es lo mismo medir 2 metros que 1,70 metros. Como tampoco es lo mismo pesar 100 kilos, que pesar 60. Al igual que no es lo mismo tener problemas lumbares o no.

Tapizado

Por lo general, debemos de huir de los tapizados blandos, ya que nos fatigaran un exceso en los viajes largo. Tenemos que tener en cuenta que es donde nos vamos a sentar y debemos de estar lo más cómodos posible.

Comodidad

Comprobaremos que el asiento nos permite apoyar correctamente las piernas, la cadera, zona lumbar, para no cansarnos al poco tiempo. Además de tener en cuanta la posición de nuestra cabeza en el reposacabezas.

También debemos tener en cuenta si tiene apoyos laterales, especialmente cómodos en las curvas y que nos sirven para no movernos en exceso y cambiar nuestra posición a la hora de afrontarlas.

En otras palabras, tendremos que asegurarnos de que sean lo más ergonómico posible.

Truco

De todas formas, siempre hay algún truco en el caso de que el asiento no sea ergonómico. Por ejemplo, si no tiene ajuste lumbar, siempre se puede comprar un cojín para suplir esta carencia.

Posición-de-conducción

Reposacabezas

Con respecto al reposacabezas, su misión consiste en frenar el movimiento hacia atrás de nuestra cabeza en caso de frenazo brusco o accidente. No debemos de tratarlo con si fuera nuestra almohada. Muchos son regulables en altura, pero no en profundidad o inclinación. Se puede dar la circunstancia de que sobresalga en exceso y sea muy prominente, lo cual nos resultará incómodo para nuestras cervicales y será fatigoso en viajes largos. Este elemento no debería de sobrepasar la línea imaginaria que dibuja nuestra espalda.

Fuentes: https://noticias.coches.com/consejos/coche-comodo-caracteristicas/360710

Posición-de-conducción

Comodidad al conducir: Postura correcta

Posición-de-conducción

Iniciamos un conjunto de artículos en los que enumeramos las características para tener un coche cómodo. En este primer artículo vamos a ver la postura correcta y cómoda a la hora de conducir.

Lo primero que deberíamos hacer al sentarnos en nuestro coche es, vaciar los bolsillos. Sobre todo, de objetos voluminosos que puedan afectarnos a la hora de colocarnos correctamente.

Posición

La clave esta en tener una posición recta y ajustable. Cuando estamos conduciendo movemos las piernas, los brazos y el cuerpo, lo que hace que en muchas ocasiones no estemos alineados correctamente con el volante o los pedales. Para que esto no ocurra, tenemos que regular, tanto nuestro volante, en altura y profundidad, como nuestro asiento.

Asiento

Lo más importante en la regulación del asiento, es que esté en una posición baja. ¿Por qué? La respuesta es sencilla, cuando vas caminando pregúntate hacia donde miras. ¿Miras a tus pies o al horizonte? Si la respuesta es a los pies, entonces solo ves una parte pequeña del camino. En un coche pasa exactamente lo mismo, si miras al capó no veras gran parte de la carretera. Por eso una posición baja hace que observes la carretera y no el morro el tu coche. También es conveniente sentarse lo atrás posible en el asiento.

Espalda

La espalda debería estar completamente en contacto con el respaldo. Una vez realizado esto, ajustarlo en la columna vertebral y en la pelvis para tener una posición recta y neutra. Nuestros hombros tendrían que estar en contacto con el respaldo aun estando torcido. Terminaremos con el ajuste del cinturón de seguridad.

Pedales

La distancia con respecto a los pedales del vehículo es fácil de calcular. Tenemos que poder pisar el embrague hasta el fondo manteniendo un poco flexionada la rodilla. Si tu vehículo no tiene embrague se aplicaría el mismo criterio con el acelerador. Las piernas deberían de estar colocadas de tal forma que no sintamos presión en ningún punto.

Reposacabezas

Por último, tendremos que ajustar el reposacabezas para que esté a la misma altura que la parte superior de la cabeza.

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/3598761/0/claves-conducir-postura-correcta-jaguar/

Carretera Helada

Como conducir con hielo sin sufrir

En este cuarto y último de los artículos dedicado a conducir en malas condiciones meteorológicas, hablaremos de la conducción sobre el hielo.

Lo primero que debes saber es que el hielo genera dos problemas en tus neumáticos.

  1. Las bajas temperaturas endurecen las gomas, lo que hace más difícil su adherencia con el asfalto.
  2. El coeficiente de fricción sobre el hielo es más bajo.

Esto hace que el primer consejo, sea que compres unos neumáticos acordes a estas circunstancias. De todas las maneras este tipo de ruedas no son milagrosas y no tienen un agarre infinito. Por este motivo, te vamos a dar unos consejos para que puedas conducir sin problemas incluso sin tener neumáticos de invierno.

Uno de los principales peligros del hielo es que muchas veces es tarde cuando lo ves. Por lo que tienes que estar atento a la carretera y anticiparte, para conducir con seguridad.

Si estás en alguna de estas situaciones, conduce con más precaución, modera la velocidad y estate atento a cualquier extraño que pueda hacer tu vehículo.

  1. Si la temperatura está por debajo de 3 grados.
  2. Circulando por puentes.
  3. A la entrada y la salida de túneles o de pasos elevados.
  4. Atención en zonas con sombra.
  5. Si observas que el asalto es brillante.
  6. En zonas con manantiales naturales.

Ahora te voy a dar cuatro claves para conducir en carreteras en las que te puedas encontrar hielo.

  1. Reduce la velocidad.
  2. Aumenta todo lo que puedas la distancia de seguridad con los demás vehículos.
  3. Agarra el volante con ambas manos.
  4. Evita cualquier distracción, fumar, cambiar el dial de la radio, hablar por teléfono, etc…

Pero si a pesar de esto te encuentras con una placa de hielo. Lo primero que tienes que hacer es mantener la calma y prepararte para lo que pueda suceder.

No frenes bruscamente, ni aceleres, ni gires mucho el volante. La placa de hielo no es infinita y al final recobrarás el control del coche.

Fuente: https://www.autocasion.com/actualidad/reportajes/como-conducir-con-hielo

carretera nieve

Como conducir con nieve y hacerlo con seguridad

 

Tercer artículo de la serie como conducir con malas condiciones meteorológicas, en esta ocasión hablaremos de la nieve.
A pesar de que en España no suele nevar con frecuencia, todos los años nos visita este tipo de precipitación y aunque suele durar poco tiempo, la conducción sobre ella supone un peligro.
Lo primero que debemos saber es que cuando nieva las condiciones del asfalto cambian muy rápidamente. No es como con la lluvia, con la nieve es posible que no puedas continuar tu trayecto.
Por eso la primera regla es, si no llevas cadenas o ruedas de contacto en tu vehículo, piensa si es necesario realmente continuar con el viaje. Lo que deberías de hacer es buscar un área de servicio y parar en ella.
Otro consejo, no usar el carril izquierdo de la autovía. La razón es bastante obvia, si tiene que pasar la máquina quitanieves y hay coches en los dos carriles, no va a poder pasar para hacer su trabajo.

Prepara el viaje:

Llena el depósito de combustible antes de salir de viaje y justo antes de la zona en la que puede nevar. Puede que te veas atrapado en la carretera. Es importante encender el coche de vez en cuando para poner la calefacción del mismo y entrar en calor. Haz acopio de algún tipo de bebida (no alcohólica) y chocolate. También es importante llevar una manta.
Nota: ¡Ojo! A la calefacción, al estar parados y poner la calefacción los gases tienden a subir y entrar en el habitáculo, hay que tener el coche aireado lo más posible, abre un poco las dos ventanillas traseras para tener el aire lo más limpio posible.

¿Cadenas de tela o cadena “de toda la vida”?

Las cadenas de tela son más fáciles de poner y no ocupan mucho espacio en el maletero, pero si la nieve está muy pisada o congelada es mejor usar las cadenas metálicas.
Ténsalas bien y quítalas en cuanto no haya nieve en la carretera, las puedes romper con extrema facilidad. Siempre hay que ponerlas en las ruedas motrices.
Las cadenas metálicas son excelentes, pero solo si están bien montadas cosa bastante complicada. Baja la presión a 1 bar y móntalas, luego sube la presión 0,5 bar por encima de lo que indica la rueda, quedaran bien ajustada.

Paciencia y atención

Dos cosas que debemos saber al conducir con nieve:
1.- Hacer las maniobras con extrema suavidad, frenar, acelerar, girar, etc.
2.- Distancia de seguridad, cuanto más lejos este el coche anterior más seguros estaremos los dos.
Debemos ser pacientes y conducir a una velocidad en la que nos sentamos seguro y no aumentarla.
Por lo general es conveniente seguir la rodadura de los otros vehículos, porque habrá menos nieve y será más fácil estar en contacto con el asfalto. Esto no siempre es así puesto que si hace mucho frío y la nieve esta apelmazada puede que se convierta en hielo y es mejor ir por fuera de ella.

Fuente : https://www.autocasion.com/actualidad/noticias/como-conducir-con-nieve-mas-trucos

carretera lluvia

Conducir con lluvia: Consejos para no verte envuelto en un accidente

En este segundo artículo sobre como conducir en condiciones meteorológicas adversas, vamos a hablar sobre la dificultad de conducir bajo la lluvia.
¿Cuáles son los peligros de conducir en esta situación?

  1. Se reduce la visibilidad
  2. Se reduce la adherencia de los neumáticos
  3. Se pueden producir regueros o desbordamientos sobre el asfalto que puede producir el peligroso fenómeno del aquaplaning.

Vamos a dar una serie de consejos, para saber cómo reaccionar ante estas situaciones:

Como mejorar la visibilidad

El consejo en este apartado es claro: Ver y ser visto.

Como “ser visto” es obvio. Circula siempre con las luces encendidas, aunque sea de día y creas que la gente te pueda ver sin ellas. Enciende los faros anti nieblas solo si la lluvia es torrencial.

Los consejos para “ver” son igual de obvios.

Mantén las escobillas en buen estado, son las que limpian el parabrisas del agua de la lluvia.

Mantén el parabrisas limpio, siempre puede tener grasa o excrementos de pájaro, que las escobillas pueden esparcir y hacer que no se vea por el cristal.

Evita que el parabrisas se empañe, limpia por dentro el parabrisas del coche, no solo por fuera.

Como conducir más seguro en lluvia

El consejo más importante en este apartado es: Mantén los neumáticos en perfecto estado. Esto siempre es importante, pero en caso de lluvia más.

Aparte de los neumáticos, revisa los amortiguadores, son un elemento importante en la conducción y nunca son lo suficientemente valorados.

Reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad. A la hora de frenar necesitarás más distancia que con el asfalto seco.

Las primeras lluvias siempre son más peligrosas, sobre todo si lleva mucho tiempo sin llover. La carretera puede tener restos de residuos, como aceite o grasa. También polvo y contaminación en el caso de las grandes ciudades. Con todo esto se puede formar una película deslizante muy peligrosa, en el caso de que la lluvia sea ligera.

Como mantener el control en caso de aquaplaning

Sujeta firmemente el volante, evita acelerar y frenar y si todo falla, prepárate para el impacto. Para ello pega bien la cabeza al reposacabezas del coche y no cierres los ojos, por que puedes recuperar el control de vehículo en cualquier momento.

 

Fuentes : https://www.autocasion.com/actualidad/reportajes/como-conducir-con-lluvia

viento

¿Cómo conducir con viento?: Claves para no volcar en caso de rachas fuertes de aire.

Vamos a elaborar una serie de artículos en los que hablaremos de la conducción en malas condiciones meteorológicas. El primero de ellos que ya habréis observado por el título, estará centrado en el viento.

El principal problema con el viento es que no avisa, no es como la lluvia o la nieve. El viento puede modificar la trayectoria del coche, si es lateral. Frenar, si es frontal. Empujar, si es trasero. Esto puede resultar muy peligroso si no sabemos cómo actuar.

El primer consejo: Mira la predicción meteorológica. Si el viento es superior a 70km/h, no utilices el coche. Es peligroso y consume más combustible.

Una vez dicho esto, si necesitas coger tu vehículo el segundo de los consejos: Coger el volante firmemente con el fin de mantener la trayectoria, intentando situarse lo más al centro de la calzada.

Tercero: Conducir de manera suave, sin dar bandazos. Dar un bandazo puede ser muy peligroso si una racha de viento desplaza tu coche.

Cuarto: Baja la velocidad, aumenta la distancia de seguridad y conduce con marchas cortas. Esto nos ayudará a tener más tiempo de respuesta ante cualquier imprevisto.

Quinto: Averigua la dirección del viento, mira los árboles, las mangas de viento que hay en las carreteras, escucha el sonido, siente el vehículo, ¿Le cuesta avanzar?, ¿Es empujado?, ¿Se desplaza lateralmente?, saberlo es muy útil a la hora de saber cómo actuar en una curva.

Sexto: Evitar adelantar.

Séptimo: Mantén los neumáticos en buen estado y con la presión correcta. Son puntos fundamentales ya que son los que están en contacto con la carretera.

Octavo: Ten cuidado en zonas difíciles como túneles, puentes o zonas resguardadas y anticípate. Igual puede ocurrir al adelantar un camión con el efecto pantalla.

Noveno y último: Vigila todo lo que hay a tu alrededor y estate alerta. Siempre se puede desprender una rama de un árbol, puede salir volando un cartón o cualquier otra cosa.

Fuentes: https://www.autocasion.com/actualidad/noticias/como-conducir-con-viento
https://motor.elpais.com/conducir/10-claves-conducir-con-viento/