Lluvia

Conducir con lluvia: Consejos para no verte envuelto en un accidente

En este segundo artículo sobre como conducir en condiciones meteorológicas adversas, vamos a hablar sobre la dificultad de conducir bajo la lluvia.
¿Cuáles son los peligros de conducir en esta situación?

  1. Se reduce la visibilidad
  2. Se reduce la adherencia de los neumáticos
  3. Se pueden producir regueros o desbordamientos sobre el asfalto que puede producir el peligroso fenómeno del aquaplaning.

Vamos a dar una serie de consejos, para saber cómo reaccionar ante estas situaciones:

Como mejorar la visibilidad

El consejo en este apartado es claro: Ver y ser visto.

Como “ser visto” es obvio. Circula siempre con las luces encendidas, aunque sea de día y creas que la gente te pueda ver sin ellas. Enciende los faros anti nieblas solo si la lluvia es torrencial.

Los consejos para “ver” son igual de obvios.

Mantén las escobillas en buen estado, son las que limpian el parabrisas del agua de la lluvia.

Mantén el parabrisas limpio, siempre puede tener grasa o excrementos de pájaro, que las escobillas pueden esparcir y hacer que no se vea por el cristal.

Evita que el parabrisas se empañe, limpia por dentro el parabrisas del coche, no solo por fuera.

Como conducir más seguro en lluvia

El consejo más importante en este apartado es: Mantén los neumáticos en perfecto estado. Esto siempre es importante, pero en caso de lluvia más.

Aparte de los neumáticos, revisa los amortiguadores, son un elemento importante en la conducción y nunca son lo suficientemente valorados.

Reduce la velocidad y aumenta la distancia de seguridad. A la hora de frenar necesitarás más distancia que con el asfalto seco.

Las primeras lluvias siempre son más peligrosas, sobre todo si lleva mucho tiempo sin llover. La carretera puede tener restos de residuos, como aceite o grasa. También polvo y contaminación en el caso de las grandes ciudades. Con todo esto se puede formar una película deslizante muy peligrosa, en el caso de que la lluvia sea ligera.

Como mantener el control en caso de aquaplaning

Sujeta firmemente el volante, evita acelerar y frenar y si todo falla, prepárate para el impacto. Para ello pega bien la cabeza al reposacabezas del coche y no cierres los ojos, por que puedes recuperar el control de vehículo en cualquier momento.

 

Fuentes : https://www.autocasion.com/actualidad/reportajes/como-conducir-con-lluvia

Viento

¿Cómo conducir con viento?: Claves para no volcar en caso de rachas fuertes de aire.

Vamos a elaborar una serie de artículos en los que hablaremos de la conducción en malas condiciones meteorológicas. El primero de ellos que ya habréis observado por el título, estará centrado en el viento.

El principal problema con el viento es que no avisa, no es como la lluvia o la nieve. El viento puede modificar la trayectoria del coche, si es lateral. Frenar, si es frontal. Empujar, si es trasero. Esto puede resultar muy peligroso si no sabemos cómo actuar.

El primer consejo: Mira la predicción meteorológica. Si el viento es superior a 70km/h, no utilices el coche. Es peligroso y consume más combustible.

Una vez dicho esto, si necesitas coger tu vehículo el segundo de los consejos: Coger el volante firmemente con el fin de mantener la trayectoria, intentando situarse lo más al centro de la calzada.

Tercero: Conducir de manera suave, sin dar bandazos. Dar un bandazo puede ser muy peligroso si una racha de viento desplaza tu coche.

Cuarto: Baja la velocidad, aumenta la distancia de seguridad y conduce con marchas cortas. Esto nos ayudará a tener más tiempo de respuesta ante cualquier imprevisto.

Quinto: Averigua la dirección del viento, mira los árboles, las mangas de viento que hay en las carreteras, escucha el sonido, siente el vehículo, ¿Le cuesta avanzar?, ¿Es empujado?, ¿Se desplaza lateralmente?, saberlo es muy útil a la hora de saber cómo actuar en una curva.

Sexto: Evitar adelantar.

Séptimo: Mantén los neumáticos en buen estado y con la presión correcta. Son puntos fundamentales ya que son los que están en contacto con la carretera.

Octavo: Ten cuidado en zonas difíciles como túneles, puentes o zonas resguardadas y anticípate. Igual puede ocurrir al adelantar un camión con el efecto pantalla.

Noveno y último: Vigila todo lo que hay a tu alrededor y estate alerta. Siempre se puede desprender una rama de un árbol, puede salir volando un cartón o cualquier otra cosa.

Fuentes: https://www.autocasion.com/actualidad/noticias/como-conducir-con-viento
https://motor.elpais.com/conducir/10-claves-conducir-con-viento/

Como cuidar la carrocería de un vehículo para que dure más tiempo

La carrocería es la zona del coche más expuesta a las inclemencias del tiempo. Los excrementos de las aves, el impacto de los insectos y los pequeños golpes, son las principales causas de su deterioro.

Vamos a dar unos consejos para que esta “piel” esté en perfecto estado y dure muchos años.

  1.  Guardar el coche en un garaje.

Así evitarás la mayor parte de los efectos que puede sufrir la carrocería del coche, como los rayos ultravioletas, los excrementos de los pájaros, temperaturas extremas, etc.

  1.  No tienes garaje.

No hay problema, eso sí, intenta dejar el coche en zonas amplias y con sombra. Intenta evitar zonas con árboles.

  1.  Lava el coche una vez al mes.

Eliminarás la suciedad dañina para la pintura: excrementos, alquitrán, sal, etc. Intenta evitar los túneles de lavado, ya que los rodillos pueden dañar la pintura.

Si lo lavas tu mismo intenta hacerlo con detergentes que tengan PH neutro y con una bayeta de microfibra en lugar de una esponja.

Antes de la lavar el coche, reblandece la suciedad con un lavado a presión y después encéralo ya que la cera protege la pintura del vehículo.

  1.  No te olvides de los bajos.

Es la zona más sensible en cuanto a salpicaduras, acumulación de la suciedad e impactos por piedras o gravilla. Intenta lavarlo con agua a presión una vez cada dos meses.

  1.  Arregla los golpes.

Si está levantada la pintura, repárala cuanto antes mejor. Se puede oxidar con rapidez y esto debilitará la carrocería.

  1.  Fíjate bien en otros elementos.

Las protecciones de plástico no son decorativas, tienen la función de proteger determinadas partes de la carrocería.

Los faros son muy importantes para ser visibles durante el día y para una conducción nocturna segura, deberías de pulirlos si están rayados.

Vigila las ruedas, desgaste, presión y no te la juegues si observas que están en mal estado, cambiándolos cuando sea necesario. Intenta no rozar los bordillos al aparcar, para que no sufran las llantas y los neumáticos.

Por último, otro elemento importante son las lunas. No dejes que ese chinazo vaya a más, puede tener consecuencias negativas a corto o largo plazo, con una rotura parcial o completa.

Fuente: https://www.autofacil.es/mantenimiento/2019/10/06/cuidar-carroceria-coche-dure/52643.html

¿Qué es el valor venal de coche? ¿Para qué se usa?

 

El valor venal de un vehículo, ya sea de un coche o una moto, es el valor que tendría a la hora de una posible venta.

En muchas ocasiones vendemos nuestro coche con el fin de recuperar parte de la inversión que hicimos en su día, por lo que tenemos que tener claro el valor venal de dicho vehículo.

Una pregunta que nos podemos hacer: ¿Qué se tiene en cuenta a la hora de calcular el valor venal?

Se tiene en cuenta la marca, modelo y la antigüedad el coche, no tanto del kilometraje o del mantenimiento del coche.

Pero, ¿para qué sirve este valor?

Este valor nos indica el precio que nos pagaría nuestra compañía de seguros en caso de siniestro.

Por ejemplo, si el vehículo tuviera extras diferentes a los de fábrica y estuvieran detallados en la póliza de seguro, si se tendrían en cuenta a la hora de establecer el valor venal de dicho coche.

Ahora bien, ¿cómo se calcula el valor venal de un vehículo?

Para calcularlo se tienen en cuenta muchos factores, entre los cuales, están las tablas que publica el ministerio de Hacienda de forma periódica. Actualmente está en vigor la publicada el 28 de diciembre de 2018, siendo efectiva a fecha 1 de enero de 2019 mediante la Orden HAC/1375/2018. Aquí están recogidas las diferentes cuantías para cada marca y modelo.

No obstante, existen formas más sencillas de hacerlo, por medio de calculadoras específicas para ello. Aquí tenemos un ejemplo, donde  introduciremos el tipo de vehículo, la marca, el modelo y la versión. Cómo resultado nos dará el valor correspondiente, que es un porcentaje del valor de las tablas de hacienda. Podría estar situado entre el 100% del primer año y el 10% en vehículos con más de 12 años.

Fuentes :

https://www.motorpasion.com/industria/que-valor-venal-coche-como-se-calcula

https://www.20minutos.es/noticia/3771181/0/que-es-valor-venal-coche/